#JuntesParaTransformarloTodo

Reflexión: Transfeminismo popular es Justicia Social

Las compañeras del Movimiento Evita queremos reafirmar que no tenemos nada que defender ni que rectificar sobre lo que dicen o dejan de decir los varones dirigentes de nuestra organización, o de ninguna otra.

Si se equivocan la única solución es que se disculpen públicamente, que reflexionen, reafirmen sus compromisos y redoblen esfuerzos por transformar sus dichos y prácticas.

Sin embargo, por el valor y respeto que tenemos a la organización de la que somos pieza fundamental, hemos dado el tiempo y dedicación necesaria a un debate en profundidad. Este debate ha interpelado a nuestra conducción para disponer acciones reparatorias. Lo seguiremos haciendo cuantas veces sea necesario. Cualificar nuestra herramienta, con nosotras a la cabeza, es impostergable.

Por eso queremos ser explícitas respecto de la posición del Movimiento Evita sobre el rol de las mujeres en relación a la asistencia social por parte del Estado, que es el tema al cual se refirió nuestro dirigente Emilio Pérsico en una conferencia.

A las únicas que les debemos explicaciones es a cada compañera, que en todos los rincones del país dejan su vida, su esperanza y sus sueños para construir dignidad, trabajo e igualdad. Las mismas compañeras que se pusieron al hombro esta pandemia asumiendo la recarga enorme en los cuidados que implica cualquier crisis económica, social y alimentaria como la que vive la Argentina. Por eso sacamos este comunicado: para que no haya ni declaraciones, ni rumores, ni operaciones que mientan sobre lo que se vive en los barrios de nuestro país y sobre cómo construye poder popular el Movimiento Evita.

El Movimiento Evita tiene una posición clara sobre cómo creemos que hay que encarar la salida a la crisis. La venimos sosteniendo en todos los ámbitos y a través de múltiples interlocutores e interlocutoras. La damos con convicción, con amor, con unidad y con mucha esperanza en avanzar en acuerdos en el marco de un frente amplio y diverso. No vamos a dejar que ese debate pierda centralidad, porque construir una salida con trabajo y derechos para nuestro pueblo es lo único que nos importa. Estamos impulsando un proceso político y económico que transforme la ayuda social o los famosos "planes sociales" en trabajo genuino. El 40% de nuestro pueblo trabaja por fuera de la economía formal, lo hace desde la economía popular. Solo con políticas públicas que reconozcan esa realidad podemos hacer que accedan a derechos y que haya crecimiento económico desde abajo. El trabajo es la única salida para una economía estable.

Las tareas de cuidado son trabajo. Las mujeres son quienes perciben los programas sociales, ya que son quienes por mandato cultural se hacen cargo de las tareas de cuidado y del abandono de muchos varones respecto a las crianzas de sus hijes. Más del 80% de los hogares monoparentales, es decir, un sólo adulte que cuida, están a cargo de mujeres; 6 de cada 10 familias monomarentales (es la madre sola quien cuida) son pobres. Por eso, los programas sociales se destinan a las mujeres: porque hemos tenido la capacidad de reconocer y visibilizar el carácter productivo y reproductivo de esa realidad. Las políticas públicas que se basan en subsidios focalizados son resoluciones transitorias, la falta de trabajo es lo que nos imposibilita elegir qué destino construir, como trabajadores y trabajadoras, como pueblo.

Tenemos una deuda soberana muy importante: además de fortalecer la autonomía económica y financiera de las mujeres y personas con identidades feminizadas, es imperativo construir más espacios de cuidado, el reconocimiento del trabajo de cuidado, la redistribución de estas tareas y generar lazos comunitarios para salir de situaciones a las que nos somete el sistema económico: consumo problemático, violencias, vulnerabilidad económica. Ese trabajo no reconocido es el 15% del PBI de la República Argentina y queremos que sea reconocido, respetado y remunerado.

Pero estamos convencides que esto no alcanza sin políticas públicas destinadas a construir nuevas masculinidades para valorar la corresponsabilidad de las tareas de cuidado y la valoración hacia las infancias. El trabajo digno para todes es justicia social. Distribuir las tareas del cuidado también es justicia social.

Pero este camino recién empieza. Las compañeras del transfeminismo popular que construimos desde las organizaciones sociales y políticas sabemos que la construcción sobre las contradicciones, la búsqueda de la superación, y sobre todo la compresión de la complejidad popular habla de la inteligencia que desde gran parte del feminismo hemos sabido desarrollar. Sólo nosotras podemos expresar eso con la claridad que se merece. Por eso, cada vez que los varones hablan sobre nosotras se equivocan: los dirigentes, los diputados, los ministros y hasta los presidentes. No importa cuánto los asesoren, cuánto se esfuercen, somos irremplazables: el poder patriarcal se transforma cuando somos las mujeres, las lesbianas, las travestis y les trans las que hablamos en nuestro nombre, las que cada vez más ocupemos los espacios de conducción del Estado, de las organizaciones del campo popular y del sindicalismo que nos corresponden para hablar de nuestros problemas y resolverlos.

Las compañeras del Movimiento Evita.

Más de Sociales
División Comisaria Segunda organizo un evento participativo en B° Jardín

División Comisaria Segunda organizo un evento participativo en B° Jardín

La División Comisaría Segunda, junto con personal del CIC Centenario y Paramédicos Caleta Olivia realizará  en la Plaza del B° Jardín un evento .
Claudio Vidal anunció la adquisición del local para una nueva "Proveeduría de los Trabajadores"

Claudio Vidal anunció la adquisición del local para una nueva "Proveeduría de los Trabajadores"

Desde la Mutual 12 de Septiembre, se concretó la compra de las instalaciones del supermercado "El Diamante".
Afiliada derivada en Buenos Aires cuestionó falta de comunicación con la CSS

Afiliada derivada en Buenos Aires cuestionó falta de comunicación con la CSS

Claudia Vázquez, es afiliada a la Caja de Servicios Sociales y se encuentra derivada en Buenos Aires por su hijo con hidrocefalia.